Saltar al contenido

6 Razones por las que los Mejores Empleados Renuncian a su Trabajo

28 abril, 2017
renunciar al trabajo

El tiempo estimado para leer este post es 3 minutos

Es imposible negar que hoy en día, poder encontrar un trabajo es muy difícil. Todos los empleadores piden que tengamos cierto tiempo de experiencia, pero es algo ilógico tenerla si nos hemos graduado recientemente.

Pero lo que en verdad es muy difícil, es poder encontrar un trabajo que nos haga verdaderamente felices. Los afortunados que logran encontrar un trabajo que los mantengan felices son pocos.

Sin embargo, estas mismas personas que se encuentran en el trabajo que querían y los hacen felices, terminan renunciando casi obligadamente por algunos factores muy importantes. Esto puede significarle a la empresa grandes pérdidas.

Para lograr trabajar en armonía y en paz, es necesario que ambas partes (empleado y jefe) tienen que hacer un buen equipo de trabajo. Deben de apoyarse los unos de los otros. Sin embargo, existe jefes que ese título les queda muy grandes y son los responsables que los buenos empleados terminen renunciando al trabajo de sus sueños.

Causas por las cuales los buenos empleados renuncian a su trabajo

A continuación de voy a describir algunas de las causas por las cuales una empresa puede perder a uno de sus mejores empleados. En lo personal, yo me identifico con los primeros dos. Recientemente renuncié a uno de mis dos trabajos porque ya no me sentía feliz, a pesar que me encanta mi profesión.

1. Carga excesiva de trabajo

exceso de trabajo

Es por todos conocidos que a los mejores trabajadores y a los que les tienen más confianza se les aumenta la carga de trabajo. Pero hacerlo por mucho tiempo termina agotándolo. Al inicio puede ser algo halagador porque demuestran que le tienen confianza a uno, pero al final terminan siendo un castigo por hacer bien el trabajo.  Sería considerado si, se aumenta la carga de trabajo, se aumente el salario.

En lo personal puedo decir que esta razón fue la que hizo que yo dejara mi trabajo en el cual llevaba 4 años.

2. Falta de reconocimiento al trabajo bien hecho

reconocer el trabajo

A todos nos gustan que nos feliciten cuando hacemos bien las cosas. El que reconozcan nuestro esfuerzo motiva a que sigamos adelante haciendo lo que hacemos, aunque sea un trabajo agotador. Es por eso que los jefes deben de preocuparse más por sus empleados y motivarlos para que sigan haciendo bien las cosas, reconociendo de alguna manera el esfuerzo extra que realizan.

3. No preocuparse por los empleados

no preocuparse por el empleado

Lo que se recomienda por los expertos en relaciones interpersonales es que exista una buena relación entre empleado y jefe. Pero algunos jefes no les importa tener simpatía alguna con sus trabajadores. Esto ocasiones que muchos renuncien a sus puestos.

4. No cumplir las promesas

no cumplir las promesas

Cuando hay un ambiente lleno de confianza se suele trabajar mucho mejor. A muchos nos han hecho lindas promesas de trabajo como que nos aumentarán el salario o nos ascenderán en un puesto. O bien, más tiempo de vacaciones, esto hace que se llenen de expectativas, pensando que el jefe es la mejor persona del mundo. Pero esta percepción suele cambiar cuando el jefe no cumple lo que ha prometido y el empleado termina decepcionado y renuncia a su trabajo.

5. Premian a los empleados mediocres

empleado del mes

Poder premiar a un empleado suele ser uno de los trabajos más complicados para un jefe. Pero en ocasiones el empleado más mediocre logra los premios como un ascenso. Ya sea porque es un conocido del jefe o bien ha sido el más “culera”. Obviamente esto puede desmotivar al empleado que ha dado todo por hacer un buen trabajo, pues a pesar de hacer su mejor esfuerzo y hacer un trabajo excelente, no es valorado.

6. No utilizan las buenas habilidades de los trabajadores

Los buenos jefes les prestan atención a sus trabajadores y escuchan sus problemas y realizan críticas constructivas. Sin lugar a dudas, esta favorece en gran escala el trabajo en equipo, pues el hecho que se les conozca y se interese por ellos pueden mejorar el desempeño del trabajador.

No importa que tan bueno seas en tu trabajo, ni lo feliz que puede estar en ese trabajo. Si alguno de estos aspectos te está afectando en cualquier momento dejarás tu trabajo. Lo importante en estos casos es tener una buena relación con tu jefe y que, a su vez, éste contribuya con sus empleados para mantenerlos contentos.

Comentarios

comments

Inline
Inline